Un mensaje del CEO

Cuando se desató la pandemia en marzo, como muchos, pensamos que sería algo temporal.  No había un libro de reglas ni un sitio web con instrucciones paso a paso.  Todo fue puro instinto.

Nuestro país ha enfrentado una agitación sin precedentes, innumerables vidas se han visto afectadas y simplemente tenemos que aprender a vivir la vida de manera diferente por tiempo indefinido.

Hubo una cosa que quedó clara desde el principio.  Nuestros empleados son el alma de lo que hacemos, y su seguridad es LA prioridad si queremos tener éxito para atravesar la pandemia de COVID-19.  Si trabajamos a partir de esta certeza, todas las demás piezas encajarán.  Todo lo demás es miope e irresponsable.

En Trussway hemos tenido la suerte de estar en una industria que se consideró “esencial” desde el primer día.  Esto significó que nuestras plantas pudieron seguir funcionando y nuestros empleados pudieron mantener a sus familias.  En medio de las primeras cuarentenas y pedidos de aislamiento, nuestros casi 600 trabajadores de producción vinieron a trabajar todos los días e hicieron un inmenso esfuerzo para atender a nuestros clientes.

Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance y más para ayudar a mantenerlos seguros en el trabajo y al mismo tiempo incentivarlos a que velen por sus familias.  Afortunadamente, solo un porcentaje muy pequeño de empleados se enfermó y estamos trabajando arduamente para ayudar a que siga así.

Nuestros empleados son nuestra razón de ser y sus familias son la razón de ellos.  Desde el primer día nos hemos centrado en nuestra gente para preservar su seguridad.  El resultado es un valor y una determinación que realmente se han hecho visibles en estos tiempos adversos.  Y por eso, les digo simplemente gracias.  Su sacrificio, dedicación y compromiso son verdaderamente La diferencia de Trussway.

En Trussway somos un equipo, una empresa, una visión.  Les deseo a todos lo mejor y buena salud para ustedes y sus familias.

Jeff Smith

Presidente y CEO