Un mensaje del CEO

Cuesta creer que hace un año, Trussway, los estados en los que operamos, este país y el mundo se estaban enfrentando a lo desconocido ante el COVID-19.  En un instante, todo se cerró y las frases como “distanciamiento social”, “usar mascarilla”, “lavarse las manos con frecuencia” “usar desinfectante de manos” se convirtieron en parte de nuestro vocabulario.

No teníamos un manual sobre cómo enfrentar esta pandemia única en nuestras vidas.  Ninguno de nosotros sabía hacia dónde nos dirigíamos.  Sin embargo, lo sabíamos y todavía lo sabemos:  la salud, la seguridad y el bienestar de nuestros empleados es nuestra principal prioridad.  Con la participación de todos, aprendimos a medida que avanzábamos, nos ajustamos sobre la marcha en algunos casos y siempre nos aseguramos de tomar las precauciones necesarias para mantener nuestros empleados a salvo.

El verdadero lado positivo para todos nosotros es que nuestra empresa se consideró esencial desde el primer día, lo que significaba que nuestros empleados podían seguir trabajando y manteniendo a sus familias.   Estoy muy agradecido por esto.

Espero con ansias el día en que todo haya terminado y volvamos a la normalidad.  Ese momento aún no ha llegado.  Las cosas siguen mejorando.  Los casos están disminuyendo, las vacunas son cada vez más abundantes y estamos comenzando a ver signos de normalidad a medida que los estados comienzan a relajar las limitaciones en los restaurantes, instalaciones deportivas y otros lugares públicos.

Como esperamos llegar al final de esta pandemia, estoy personalmente agradecido con los empleados de Trussway por sus fabulosos esfuerzos para mantener esta empresa en funcionamiento, nuestros clientes atendidos y también ellos mismos y sus familias a salvo. ¡No podemos rendirnos cuando estamos tan cerca de la meta!

En Trussway somos un equipo, una empresa, una visión.  Les deseo a todos lo mejor y buena salud para ustedes y sus familias.

Jeff Smith

Presidente y CEO